• HIERBA

EL CBD Y SU INCREÍBLE EFECTO SOBRE EL CEREBRO


El CBD, o cannabidiol, es uno de los compuestos más famosos que se encuentran en el cannabis. Este cannabinoide particular tiene un amplio rango de aplicaciones terapéuticas. Analicemos en detalle lo que la ciencia conoce sobre el CBD y su interacción con el cerebro humano.


El cannabidiol, conocido por su abreviatura CBD, es probablemente el compuesto químico más conocido de la planta de cannabis además del THC. Si bien el THC es psicoactivo y produce un ciego intoxicante, el CBD no produce ese efecto. No obstante, el CBD regula los efectos del THC y de otros cannabinoides. La relación dinámica entre los cannabinoides permite combinarlos. A pesar de esto, el CBD produce un efecto significativo sin la presencia del THC. Como el CBD no es psicoactivo, los efectos no son tan evidentes como en el caso del THC. Para comprender el efecto de los cannabinoides, es necesario observar cómo los procesa el cerebro.


EL CBD Y EL CEREBRO HUMANO

Decir que la ciencia del cerebro humano es complicada es quedarse corto. La comunidad científica comprende mejor la astrofísica más sorprendente y complicada que el funcionamiento del cerebro humano. Cada vez aparecen más investigaciones sobre cómo interactúan los cannabinoides y el cerebro. Un equipo de científicos israelíes liderados por el Dr. Raphael Mechoulam hizo una serie de descubrimientos en la década de los 60. Lograron identificar las estructuras químicas del CBD y el THC. Desde entonces, se descubrió el sistema endocannabinoide del cuerpo humano, el sistema con el que interactúan los cannabinoides. Es muy curioso que los seres humanos (y otros animales) hayan desarrollado un sistema biológico que responda directamente al cannabis.





El sistema endocannabinoide tiene receptores cannabinoides en todo el cuerpo. Están vinculados al sistema nervioso humano que, a su vez, está vinculado al cerebro. Sin entrar en detalles sobre neurociencias, podemos decir que las sustancias químicas producen diferentes reacciones en diferentes receptores. En el caso de los receptores CB1 y CB2, el CBD puede disminuir su respuesta. Otros receptores se asocian bien al CBD, lo cual puede iniciar una conexión neural a través de sinapsis en el cerebro. El efecto que tiene el CBD sobre otras sustancias químicas en el cerebro revela sus potenciales aplicaciones terapéuticas.


EL CBD Y OTRAS SUSTANCIAS QUÍMICAS

El receptor 5-HT1A participa en la neurotransmisión de la serotonina. La serotonina regula el ánimo, y este receptor particular puede estar asociado a la mediación de la ansiedad y la depresión. Se cree que el CBD tiene propiedades ansiolíticas, es decir, reduce la ansiedad. Incluso se puede producir un efecto combinado en el que el CBD potencia los cannabinoides naturales producidos por el cuerpo, conocidos como endocannabinoides.


Fuente: royalqueenseeds.es


13 vistas
HIERBA | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | 2019